Conociendo a Norman Vilalta. Conociendo a Norman Vilalta.
Conociendo a Norman Vilalta. Conociendo a Norman Vilalta.
Conociendo a Norman Vilalta.
Página 1 de 2 12 ÚltimoÚltimo
Resultados 1 al 10 de 14

Tema: Conociendo a Norman Vilalta.

  1. #1

    Post Conociendo a Norman Vilalta.




    Todo gran artesano desea ser reconocido por su propio trabajo, que es el que le otorga -o quita- verdadero prestigio, sin embargo para ponernos en antecedentes, Norman Vilalta fue discípulo aventajado del conocido zapatero Estefano Bemer, residente en Florencia. Y digo aventajado porque con menos de dos años de aprendizaje Norman ya decide caminar solo, nunca mejor dicho.


    Este abogado de carrera y zapatero de profesión es ante todo un artista y escultor del calzado. Y en mi visita a su taller en Barcelona la semana pasada pude comprobarlo de primera mano.


    Hablar con este argentino afincado en España -desde hace más de una década- fue más fácil de lo que cabría esperar. Me resultó cercano y sencillo, y sinceramente estas son, para mi, dos de las cualidades más importantes que puede tener un artesano al que pretendes confiar tu próximo encargo y con el que irremediablemente debes saber entenderte.




    Una vez intercambiadas presentaciones y resumidos el pasado, presente y futuro de cada uno, nos acomodamos en el taller y comenzamos a conversar más que de zapatos sobre la artesanía e industria en general. Y de forma natural, entre tema y tema, prosigue mostrándome alguno de sus primeras creaciones.


    Ahí aquí cuando me doy cuenta de que el trabajo de Norman puede gustarte estéticamente más o menos, pero no puedes evitar sentir una gran admiración por el nivel de detalle y acabado que muestran sus obras, que no zapatos.





    En cierto momento Norman me explica que todos y cada uno de los detalles, curvas, volúmenes, piezas y elementos que componen sus zapatos está minuciosamente estudiado. Y descubres que efectivamente es así cuando coges uno de ellos en tus manos y notas como cada una de las partes tiene vida y personalidad propias y forman parte del conjunto.







    Cuando observé con detenimiento el zapato que véis en las imágenes de arriba, descubrí que la verdadera belleza de estos zapatos no está en su horma o su diseño -que al fin y al cabo es algo personal- sino en saber jugar con la pericia artesanal, las técnicas de construcción y la originalidad del creador para ser capaz de, bajo unos principios, realizar lo que de verdad le plazca.


    Digamos que es un pulso entre la técnica y la belleza que el artesano debe saber empatar. Ahí es donde radica lo verdaderamente increíble de este arte.


    En sus zapatos bespoke aprecias claramente que no existe ni el más mínimo detalle industrializado en ellos. Pura artesanía.Sin embargo, llama la atención como Norman insisten en hacer referencias a la industria, la maquinaria y la tecnología como algo positivo y con lo que le encantaría poder contar para determinados proyectos. Sin duda esto lo convierte en todo un artesano de nuestro tiempo, conocedor -y aplicador- de las técnicas centenarias pero también reconocedor de los avances y las virtudes de la tecnología.


    Una mente totalmente abierta.








    El cuidado de los detalles por parte de este señor es casi abrumador, con técnicas como golpear la piel del contrafuerte de la puntera durante más de una hora, o decorar el forro del zapato con tal minuciosidad como si fuese la parte exterior. Cosas que para otro sería una auténtica locura, para él son importantes, y realmente es lo que le da valor a su creación.


    Pero te das cuenta de que esto no es palabrería y humo cuando ves uno de sus zapatos a medio hacer, como el que vemos a continuación, y descubres que donde otros no reparan en detalles -porque luego quedará oculto por otra capa- él cuida cada línea como si fuera a ser vista en todo momento.







    Su taller, como el de cualquier artista y creador, está gobernado por el desorden ordenado de todo genio. Un tablón inspirador por un lado, pieles amontonadas por otro, hormas de madera con nombres conocidos, botes y más botes de productos, y un sinfín de herramientas… Este es el espacio de creación que hace las veces de atención al cliente.


    Todo en un espacio diáfano y contemporáneo. Modernidad y tradición van de la mano en cada rincón.












    Si es cierto que la gran mayoría de los zapatos que vemos en estas imágenes son de un estilo un tanto esperpéntico, pero recordemos que en la mayoría de los casos se tratan de zapatos de muestrario en los que todo se lleva al extremo para, supogo, mostrar la capacidad del artesano ante cualquier reto.


    Sin embargo, me mostró también parte de una colección RTW que está preparando y en ella vemos también zapatos más civilizados y clásicos, aunque siempre con ese toque característico de Norman. Siento no poder mostraros imágenes de ellos, pero eran los únicos zapatos que Norman prefirió que no fotografiara -Algo lógico por otro lado-.


    Bajo estas líneas vemos unas botas de polo con detalles tan especiales como el tatuado de los dibujos sobre la piel. -Sí, habéis leído bien, tatuado-.







    Arriba vemos una línea de zapato más trasgresores, aparentemente sencillos, pero en los que a pocos que nos paremos a analizar encontramos sorprendentes soluciones técnicas.


    Os recuerdo que para entender estos zapatos debemos ir más allá de la simple estética, sólo así comprenderemos dónde está realmente su valor.






    Para terminar diré que la visita a Norman es de esas que cuando te marchas sientes que, a pesar de haber transcurrido varias horas, ha sido demasiado corta. Eso para mi es una gran señal.


    Como os imaginaréis, encargar unos zapatos a este señor no resulta especialmente económico, pero ahora entiendo mucho mejor todo el trabajo, conocimiento y técnica que hay detrás de cualquiera de sus trabajos.

    Gracias Norman.


    Leer completo en el Blog...
     

  2. #2
    Su estilo no me va, pero sin duda es de un calidad, mimo y saber hacer como muy pocos en el mundo pueden hacer, ve a Jhon Lobb a que el presidente de la empresa esté hablando contigo durante más de una hora para "sacarte" que es lo que quieres exactamente, incluso antes de que tu mismo lo sepas...

    un G-E-N-I-O.
     

  3. #3
    Administrador Avatar de Salva
    Fecha de ingreso
    03 jul, 12
    Ubicación
    Madrid
    Mensajes
    25,258
    Cita Iniciado por Alfus Ver mensaje
    Su estilo no me va, pero sin duda es de un calidad, mimo y saber hacer como muy pocos en el mundo pueden hacer, ve a Jhon Lobb a que el presidente de la empresa esté hablando contigo durante más de una hora para "sacarte" que es lo que quieres exactamente, incluso antes de que tu mismo lo sepas...

    un G-E-N-I-O.
    Bueno, como comento en el artículo, yo también soy de zapatos más clásicos y de hormas más compactas, pero digamos que el estilo que muestra Norman podría ser análogo al que muestra Luca Rubinacci con sus prendas. Independientemente de esto, supongo que el cliente luego manda y es el que marca las pautas del diseño de sus zapatos.

    No obstante, supongo que también el cliente tipo de este zapatero va buscando esa cierta extravagancia en sus pies.

    Según he leído por la red, porque no acostumbro a preguntar este tipo de información, uno de sus clientes habituales es este señor...



    Perfecto ejemplo de caballero clásico y extravagante a partes iguales..

    Saludos
    Salva


  4. #4
    De la casa
    Fecha de ingreso
    18 nov, 12
    Mensajes
    1,414
    Hace ya unos cuantos años que oí hablar de Norman Vilalta y leí sobre él. Ahora, tras ver este artículo no puedo sino reafirmar mi convicción de que es un maestro dónde los haya y un auténtico lujo contar con él tan cerca de nosotros.

    Sobre su estilo diría que es más bien el de sus clientes y entiendo que estos, muy mayoritariamente, quieren/buscan cosas, diseños, materiales, acabados, patinas... especiales y no algo estándar. Yo he visto zapatos de Norman Vilalta que son de babear y quedarse extasiado.

    El único pero... que no está a mi alcance.

    Gracias por el reportaje.
     

  5. #5
    Administrador Avatar de Salva
    Fecha de ingreso
    03 jul, 12
    Ubicación
    Madrid
    Mensajes
    25,258
    Cita Iniciado por Josem Ver mensaje
    Hace ya unos cuantos años que oí hablar de Norman Vilalta y leí sobre él. Ahora, tras ver este artículo no puedo sino reafirmar mi convicción de que es un maestro dónde los haya y un auténtico lujo contar con él tan cerca de nosotros.

    Sobre su estilo diría que es más bien el de sus clientes y entiendo que estos, muy mayoritariamente, quieren/buscan cosas, diseños, materiales, acabados, patinas... especiales y no algo estándar. Yo he visto zapatos de Norman Vilalta que son de babear y quedarse extasiado.

    El único pero... que no está a mi alcance.

    Gracias por el reportaje.
    En efecto, los zapatos bespoke de Norman están entre los 2.500 y los 5.000 euros. Las líneas RTW que podemos ver, por ejemplo en Santa Eulalia y en otro sitio de Madrid muy conocido que ahora no me sale, creo recordar que se mueven entorno a los 700-800 euros.

    Saludos
    Salva


  6. #6
    De la casa
    Fecha de ingreso
    18 nov, 12
    Mensajes
    1,414
    Cita Iniciado por Salva Ver mensaje
    En efecto, los zapatos bespoke de Norman están entre los 2.500 y los 5.000 euros. Las líneas RTW que podemos ver, por ejemplo en Santa Eulalia y en otro sitio de Madrid muy conocido que ahora no me sale, creo recordar que se mueven entorno a los 700-800 euros.

    Saludos
    Salva
    Salva,

    pensaba que la línea RTW aún no la había comercializado. Si recuerdas dónde la hay en Madrid, mil gracias...me gustaría verla y voy más a Madrid que a Bcn.

    Saludos,
     

  7. #7
    Administrador Avatar de Salva
    Fecha de ingreso
    03 jul, 12
    Ubicación
    Madrid
    Mensajes
    25,258
    Cita Iniciado por Josem Ver mensaje
    Salva,

    pensaba que la línea RTW aún no la había comercializado. Si recuerdas dónde la hay en Madrid, mil gracias...me gustaría verla y voy más a Madrid que a Bcn.

    Saludos,
    Umm.. puede ser Yusty si no recuerdo mal. La colección RTW actual consta de 3 modelos, y en su día Norman me envió por email algunas fotos y te dejo esta en la qe salen los tres modelos juntos.



    El single-monkstrap me parece fascinante, aun así los tres están en un punto de extravagancia superior a lo que suelo usar yo, pero el de ante azul me pareció precioso cuando pude verlo en directo en Santa Eulalia.

    Saludos
    Salva


  8. #8
    De la casa
    Fecha de ingreso
    18 nov, 12
    Mensajes
    1,414
    Muchas gracias Salva por esa foto.

    La verdad es que el del medio es el que menos encaja en mi estilo, no por el tipo de zapato, sino más bien por aspecto/degradación colores, etc...

    Los otros dos, siendo más "atrevidos" también de lo que uso a diario creo que sí podría llevarlos perfectamente. Ganas de verlos en vivo.

    Un saludo,
     

  9. #9
    Puedo dar fé de primera mano de que Marichalar es cliente asiduo de Norman, espero que a él le pague los zapatos y no deje pufos como me dejó a mi con un traje de casi 2.500€.......
     

  10. #10
    Administrador Avatar de Salva
    Fecha de ingreso
    03 jul, 12
    Ubicación
    Madrid
    Mensajes
    25,258
    Cita Iniciado por Josem Ver mensaje
    Muchas gracias Salva por esa foto.

    La verdad es que el del medio es el que menos encaja en mi estilo, no por el tipo de zapato, sino más bien por aspecto/degradación colores, etc...

    Los otros dos, siendo más "atrevidos" también de lo que uso a diario creo que sí podría llevarlos perfectamente. Ganas de verlos en vivo.

    Un saludo,
    No hay de qué Josem. Sí, los dos azules son los dos más "ponibles"..

    Cita Iniciado por Alfus Ver mensaje
    Puedo dar fé de primera mano de que Marichalar es cliente asiduo de Norman, espero que a él le pague los zapatos y no deje pufos como me dejó a mi con un traje de casi 2.500€.......
    Alfus tu eres sastre?

    Saludos
    Salva


Página 1 de 2 12 ÚltimoÚltimo